Rosario extraordinario y misa de Hermandad de octubre

El próximo sábado, 16 de octubre, tendrá lugar a partir de las 20:30h. un rosario extraordinario por los alrededores de la S.A.I. Catedral con el siguiente itinerario: Plaza de la Catedral, General Castaños, José Ángel Valente, La Reina, Paseo de San Luis, Pintor Díaz Molina, Braulio Moreno, Los Olmos, Plaza de Bendicho, Cubo, Plaza de la Catedral.

Los participantes inscritos, a los que se exige traje o vestido oscuro y mascarilla negra, podrán acceder al templo a partir de las 20:00h. por la Puerta de los Perdones, a fin de organizar el cortejo en el espacio del trascoro.

Por último, se informa de que, debido a la bendición en la Catedral ese mismo día, a las 19:30h., de una nueva imagen de San José, la misa de Hermandad de octubre pasará a celebrarse el sábado 23.

 

Horarios de la casa de Hermandad

Con la misa del pasado 18 de septiembre hemos dado inicio al curso cofrade 2021/2022, el cual deseamos que esté marcado por el regreso paulatino a la normalidad. Teniendo presentes todas las medidas sanitarias que aún están vigentes, creemos que es el momento de recuperar la vida de la casa y volver a hacer hermandad abriendo las puertas a las actividades de los distintos grupos y áreas de trabajo.

¡Anímate y participa. Vive la Vida de Hermandad!

Rosario Extraordinario octubre 2021

El próximo 16 de octubre, a partir de las 20:30h y tras finalizar la misa de Hermandad, se celebrará un rosario extraordinario vespertino con la imagen de Ntra. Sra. del Amor y la Esperanza en conmemoración del 75º aniversario de su bendición.

Debido a la situación sanitaria en la que continuamos estando, es obligatorio conocer quiénes serán los hermanos y devotos que participen en este acto, por lo que será absolutamente necesario inscribirse. Para ello, quienes deseen participar deberán comunicarlo entre el 1 y el 8 de octubre, utilizando uno de los siguientes medios:

  • Rellenando el formulario Google (pinchando en este enlace: https://forms.gle/9ASe2q5UF6FTpiAU7), disponible las 24h. durante todo el periodo. Se recuerda que sólo se permite rellenar un formulario desde cada número de teléfono.
  • Acudiendo personalmente a la casa de Hermandad la próxima semana, en el horario disponible de Secretaría/Tesorería: martes día 5 y jueves día 7 de octubre, de 19:00 a 21:00h.

Por último, también se informa de que la papeleta de sitio tendrá un coste de 5 euros, los cuales serán destinados a la bolsa de caridad para la compra de productos de higiene. El pago de este importe podrá realizarse por cualquiera de los siguientes medios:

  • Bizum: donar a ONG, código 01813
  • Transferencia o ingreso en la cuenta de la Hermandad: ES74-0081-0625-4500-0197-7909 (Banco Sabadell)
  • Pagando en efectivo en la casa de Hermandad durante el horario de apertura de Secretaría y Tesorería.

Se recuerda que tanto la inscripción como el pago serán indispensables para la participación en el rosario, y que para hacer ambas cosas se dispone de plazo hasta el día 8 de octubre, incluido.

Esperanza en las Puras

Seguro que, en cuanto leías el título de esta entrada, en tu mente comenzaba a resonar una guitarra…

Esperanza en las Puras es el título de una composición musical que ha trascendido más allá de la propia melodía a la que da nombre hasta llegar a designar un momento especial de nuestra Semana Santa. Esperanza en las Puras va más allá de la marcha y se convierte en experiencia; esa que muchos esperan vivir cada Miércoles Santo al paso de la Virgen del Amor y la Esperanza por la puerta de la iglesia del convento de las Puras.

Pero ¿cuándo, cómo y por qué surgió esta marcha tan especial? Nadie mejor que Guillermo Fernández (Almería, 1982- ), su compositor, para responder a todas estas preguntas.

Guillermo confiesa que no tenía mucha vinculación con la Semana Santa de Almería; el único nexo de unión era su hermano Juan Manuel, joven costalero entonces de la Virgen del Amor y la Esperanza. Conocido por algunos miembros de la Hermandad su arte con la guitarra, sobre 2002, Guillermo recibe el encargo de tocar algunas marchas procesionales en el Pregón Universitario de la Hermandad de manos de Antonio Andrés Díaz Cantón, Secretario General y en nombre de la Junta de Gobierno. Al tratarse de una experiencia totalmente nueva, Guillermo pide partituras de marchas y, al solo disponer de partituras para banda, las adapta a la guitarra para crear un pequeño repertorio con el que cerrar el acto.

Aquella actuación resultó tan del agrado de todos los asistentes que la Hermandad empezó a solicitar sus actuaciones en sucesivos pregones. Al encontrarse estudiando entonces la carrera de Magisterio en Educación Musical en la UAL, poco tiempo después se crea el grupo “Aires de Esperanza” que, con guitarras, clarinete, chelo y percusión, interpretaban adaptaciones de marchas procesionales.

Con 21 años, Guillermo se traslada a Granada para estudiar el Grado Superior de guitarra en el Real Conservatorio Superior de Música de Granada. Allí, en 2004, y ante un cartel con la imagen de la Virgen del Amor y la Esperanza de su compañero de piso, Ramón Viciana, encuentra la inspiración para componer una marcha dedicada a la Virgen; una marcha que pudiera describir un momento evocador de la procesión como es el paso de la Virgen por la puerta del convento.

Y así, palabras, sonidos y melodías se fundieron para dar como resultado la que Guillero Fernández sospecha que es la primera marcha procesional original compuesta para guitarra: Esperanza en las Puras.

La pieza comienza con un texto introductorio que recita:

Esperanza.
Se abre una puerta al camino. Ya nos llamas
Los golpes llevan lentamente al cielo.
Esperanza.
Arrastrando los pies por la tierra te sentimos.
Cantan campanillas bajo el palio.
Esperanza.
Olor a incienso y en la marcha… Esperanza.

Los primeros sonidos que se suman a estos versos libres son onomatopeyas musicales que recuerdan el chirrear de una puerta que se abre, el sonido de las campanillas del palio, etc. Según su compositor, la melodía más emotiva de la pieza es el trémolo central.

Esperanza en las Puras se estrenó en un Pregón Universitario de 2004 y el Miércoles Santo de aquel año fue tocada por primera vez en la puerta de la iglesia de las Puras al paso de la Esperanza. Guillermo entregó a las monjas una copia manuscrita de la partitura escrita a lápiz.

En 2005 se graba por primera vez en el CD Hermanos II, editado por la Agrupación de Cofradías e interpretada por el cuarteto Musical Aires de Esperanza. Junto a Esperanza en las Puras aparece en el disco Magna Almeriensis, una nueva marcha compuesta por Guillermo Fernández con motivo de la procesión magna que tuvo lugar en Almería aquel año.

Un año después, en 2006, Guillermo es becado por la Fundación Antonio Gala para Jóvenes Creadores en Córdoba, momento que aprovecha para que el mismo Antonio Gala grabe con su voz el texto introductorio. Finalmente, Esperanza en las Puras con la voz de Gala aparece en su primer disco Essentia, publiado a finales de 2009.

Ahora, la marcha ha sido adaptada para banda por dos estudiantes del Real Conservatorio Profesional de Música de Almería, uno de los cuales, Juan Antonio Fernández Miras, es su sobrino.

Guillermo, a pesar de no ser cofrade de Estudiantes, se siente cercano a la Hermandad; quizá porque Miércoles Santo es de los pocos momentos que vive de nuestra Semana Santa, quizá porque, como confiesa, la Virgen del Amor y la Esperanza le transmite…

Esperanza en las Puras es una de las más importantes piezas de nuestro patrimonio musical.

Conferencia: “La religiosidad de Celia Viñas y la Semana Santa. La Cofradía de Estudiantes”. 

“La religiosidad de Celia Viñas y la Semana Santa. La Cofradía de Estudiantes” es el título de la conferencia que pronunciará el profesor universitario Francisco Galera Noguera en el marco de las actividades extraordinarias programadas con motivo del 75º aniversario de la bendición de Ntra. Sra. del Amor y la Esperanza y como apertura del curso cofrade 2021/2022.

La conferencia tendrá lugar el próximo viernes 1 de octubre, a las 20:00 h., en el salón de actos de la Escuela de Arte de Almería, en la plaza de Pablo Cazard, corriendo la presentación del Sr. Galera Noguera a cargo de nuestro Consiliario, D. Juan Torrecillas Cano. La elección de este espacio es muy significativa, ya que tiene estrechas vinculaciones con el objetivo de la conferencia: en este edificio ejerció su labor docente Celia Viñas, ya que hasta 1951 fue la sede del Instituto de Enseñanza, y también fue éste el lugar en el que se gestó la Cofradía de Estudiantes.

El conferenciante:

Francisco Galera Noguera (Urrácal, 1946) es licenciado y doctor en Filosofía y Letras por la Universidad de Granada, habiendo desempeñado su trayectoria profesional en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Almería, como integrante del Departamento de Didáctica de la Lengua y la Literatura. Son numerosos los trabajos realizados sobre lectoescritura, comprensión lectora y didáctica de la lengua y la literatura en la educación primaria.

Destaca por ser el máximo conocedor de la obra de Celia Viñas, a la que dedicó su tesis doctoral, “Vida y obra de Celia Viñas” defendida en 1987. Desde entonces, han sido numerosos los trabajos en los que ha indagado sobre la obra poética, la vida, la religiosidad y la visión pedagógica de esta autora que, como docente, marcó un hito en la Almería de posguerra que, a fecha de hoy, sigue presentando repercusiones.

Os animamos a asistir a esta conferencia e inaugurar juntos el nuevo curso cofrade. Recordad la obligación de seguir cumpliendo las medidas sanitarias establecidas.

Exposición fotográfica “Amor y Esperanza: 75 aniversario de la bendición”

Esta exposición ha sido una de las actividades culturales extraordinarias organizadas con motivo del 75 aniversario de la bendición de Ntra. Sra. del Amor y la Esperanza que celebramos durante el año 2021.

La exposición ha estado instalada en la plaza de la Catedral, convertida asi en un museo al aire libre, desde el 29 de julio, día de su inauguración, hasta el 19 de septiembre y ha contado con la colaboración del Ayuntamiento de Almería, el Vicerrectorado de Comunicación y Extensión Universitaria de la UAL y el colectivo fotográfico cofrade Focoal.

La muestra presentaba un total de 21 fotografías, obras de Jorge David Cazorla, Jose Peralta, Dihor, Paco Cazorla, Angel J. Moreno, Mateos, José Luis Cantón, o provenientes de los archivos de Antonio J. Artero o de la propia Hermandad. Estas fotos se dividían en tres grandes bloques temáticos:

  1. Los años: dedicado a imágenes históricas de la Virgen del Amor y la Esperanza;
  2. El Amor: primeros planos de esta imagen salida de la gubia de Castillo Lastrucci;
  3. La Esperanza: la devoción a la Virgen vista a través de sus cultos y salidas en procesión por las calles de Almería.

Cada uno de esos tres bloques, formados por paneles de 120×120 centímetros, contó con un texto introductorio escrito por el cofrade almeriense Daniel Valverde Miranda.

Esta exposición al aire libre ha sido posible tras la firma del convenio suscrito entre la empresa municipal Almería Turística (EMAT) y la Hermandad de los Estudiantes para poder realizarla en la vía pública, al alcance de todos para celebrar esta efeméride especial.

1.- Los años

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

2.- El Amor

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

3.- La Esperanza

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Apertura del Curso Cofrade 2021/22: Misa de Hermandad.

El próximo sábado día 18, tercer sábado del mes, se celebrará la Misa de Hermandad correspondiente al mes de septiembre en la S. y A. I. Catedral a las 19:30 horas. Estará presidida por nuestro Consiliario, D. Juan Torrecillas Cano y participará el coro Oración y Esperanza.

Con esta eucaristía será inaugurado el Curso Cofrade 2021/2022.

Como colofón de la misma, nos dirigiremos a la capilla de San Ildefonso para rezar ante nuestros Sagrados Titulares.

Ciclo de talleres formativos de Estudiantes

Mañana comienza el Ciclo de Talleres programados por la Hermandad con el fin de concienciar en la importancia del cuidado y conservación del patrimonio de la Hermandad y de facilitar conocimientos fundamentales y técnicas a todas las personas implicadas.

Este ciclo ha sido programado gracias a la iniciativa de la Junta de Andalucía para la reactivación de actos culturales promovidos por Agrupaciones, Consejos, Federaciones, Uniones u otras entidades de análoga naturaleza que integren hermandades y cofradías de Andalucía en 2021, publicada en el Decreto-Ley 5/2021, de 30 de marzo. Además, en este proyecto participa de forma activa la Agrupación de Hermandades de Almería.

El ciclo constará de tres talleres que irán dirigidos principalmente a los hermanos/as que forman parte de los equipos de priostía, mayordomía y taller de bordado y costura de la Hermandad. La programación de este Ciclo de Talleres será:

  1. Taller de cuidado y conservación de patrimonio textil. Sábado 11 de septiembre. Casa de Hermandad (C/ Velázquez, 4). De 11:00 a 14:00 h.
  2. Taller de cuidado y conservación de patrimonio escultórico. Sábado 9 de octubre. Casa de Hermandad (C/ Veázquez, 4). De 11:00 a 14:00 h.
  3. Taller de belenismo. Sábado 6 de noviembre. Local de pasos (Pza. de la Catedral). De 11:00 a 14:00 h.

Esperamos que estos talleres sean de gran utilidad para los hermanos Estudiantes asistentes y redunden en un mejor cuidado de nuestro patrimonio.

La Coronación Diocesana de Ntra. Sra. del Amor y la Esperanza

Corría el año 1983 cuando la Junta de Gobierno de la Hermandad tomo el acuerdo de celebrar una serie de actos con motivo del cuarenta aniversario de la fundación de la hermandad.

Para ello se acordó celebrar una función solemne que estuviese concelebrada y presidida por nuestro Capellán Mayor, Monseñor Don Andrés Pérez Molina, q.e.p.d., el entonces Consiliario de la Hermandad, Don Juan López Martín, q.e.p.d. y el Canónigo de S.A.I Catedral de Almería, Don Antonio Sánchez Gómiz, q.e.p.d.

También para recuerdo de tal efeméride se acordó, entre otros, ofrendar a la Santísima Virgen una presea digna de Ella. Se iniciaron los contactos con el orfebre que le trabajaba a la Hermandad, el desaparecido don Jesús Domínguez Vázquez, q.e.p.d., al objeto de que presentara varias propuestas. Finalmente, se determinó que fuese una corona en plata natural con los escudos del canasto en oro, de estilo barroco, diseñada y cincelada por el citado orfebre.

En esos años, con la incipiente recuperación de la Semana Santa en Almería, los recursos eran muy escasos, y para soslayar este escollo la Hermandad decidió realizar una gran campaña de recogida de plata para poder ver cumplido nuestro deseo. Se recogieron enseres, joyas, cadenas, anillos, cubiertos, etc. Sorprendentemente, la idea caló tanto que se recogieron más de los tres kilos que se necesitaban para su ejecución. La idea de que la Virgen llevara una corona con sus aportaciones ilusionó mucho a todos los hermanos, y fueron muy generosos.

Una vez recogida toda la plata, necesitábamos encontrar un joyero que la fundiera para poder enviarla al orfebre convertida en lingotes. Para esa labor se ofreció generosamente don Manuel Valls López, q.e.p.d., quien tenía una joyería en la calle Real cuyo nombre comercial era Joyería Valls, que hoy día ya no existe. Una vez preparados los lingotes, fueron llevados a Sevilla por el Hermano Mayor, José Luis Cantón Pavón, el Mayordomo General, Pedro Pavón Espín, y por mí, que entonces era la Camarera Mayor.

Toda la obra se realizó tal y como lo había previsto la Junta de Gobierno de la Hermandad, aunque se vivió con un poco de desasosiego porque se acercaba el día y el orfebre aún no tenía terminada la corona. De hecho, el Mayordomo General llegó con ella el mismo día de la imposición, y aunque casi no pudimos ni probársela, pudimos respirar tranquilos porque la corona ya estaba en Almería.

Llegada la víspera de la Coronación, todo era un ir y venir de toda la Hermandad, con los nervios naturales y con el gusanillo en la boca del estómago. Había que procurar que todo saliera perfecto, y que la Reina de nuestros corazones recibiera su corona, donada por el amor de todos sus hermanos.

En aquellos momentos yo era la responsable de ataviar a Nuestra Señora del Amor y la Esperanza para todos los actos, así que tenía que prepararla y ataviarla especialmente para éste, que era tan importante y en el que tantos hermanos tenían puestas sus ilusiones, para que estuviera lo más bella posible.

Se la vistió con lo mejor de que disponíamos en esos momentos. Como saya se utilizó una capa pluvial antigua del ajuar de la S.A.I. Catedral que nuestro Consiliario, don Juan López Martín, solía prestarnos para la salida procesional. El tocado lo realicé con un encaje de blonda blanco donado por una hermana de nuestra Hermandad, y como manto se utilizó el de procesión, denominado “manto de los ochos”. Realizado en terciopelo verde, había sido bordado en los talleres del Sindicato de la Aguja, dirigido por la entrañable Doña Carmen Góngora, quien generosamente lo donó a nuestra Hermandad.

La Priostía colocó a la Santísima Virgen del Amor y la Esperanza en el Altar Mayor de la S.A.I. Catedral, sobre la mesa del tabernáculo, y se acompañó con jarras de flores blancas.

Y por fin llegó el día 15 de diciembre de 1984, sábado. A las 19:30 horas dio comienzo la celebración, con un templo completamente abarrotado de hermanos, autoridades, Hermandades, simpatizantes y fieles en general. La procesión discurrió por la girola de la S.A.I. Catedral, encabezada por los acólitos, a los que seguía la impresionante corona sobre un cojín de terciopelo rojo que portaba el Hermano Mayor, acompañado por el estandarte de la Hermandad portado por el Mayordomo General.

El resto del cortejo estaba formado por la Junta de Gobierno, el Cuerpo de Camareras de la Virgen, con mantilla, un grupo de niños de la Hermandad que portaban una cesta de productos de nuestra tierra, como ofrenda y obra de caridad de este acto. Cerraban la procesión los celebrantes de la Eucaristía: nuestro Capellán Mayor, Don Andrés Pérez Molina, nuestro Consiliario, Don Juan López Martín, y el Canónigo de S.A.I Catedral, Don Antonio Sánchez Gómiz.

En el Ofertorio de la Santa Misa, Monseñor Don Andrés Pérez Molina impuso a Nuestra Señora del Amor y la Esperanza la tan deseada corona, fruto de la fe, devoción y donaciones de los hermanos de la Hermandad. Al finalizar la imposición, todos los presentes irrumpieron en un fuerte y largo aplauso y vivas, a mayor honra de la Santísima Virgen, la Madre de Nuestro Señor Jesús.

Durante la celebración de la Eucaristía, intervino el Coro de la S.A.I. Catedral.

En la misma celebración también se bendijeron otras piezas realizadas por el mismo orfebre de la corona, las cuales también habían sido realizadas con oro y plata donado por hermanos y simpatizantes. Se trataba de las primeras medallas de la Hermandad; las primeras pastas del libro de Reglas, realizado en terciopelo verde con escudo central de la Hermandad y cantoneras cinceladas de orfebrería en latón plateado, guardando en su interior un ejemplar de las Reglas recientemente modificadas y aprobadas; un juego de potencias para el Señor de la Oración en el Huerto, y un aro cincelado para el Ángel Egudiel, que le acompaña.

Al finalizar la emotiva Eucaristía se realizó una multitudinaria ofrenda floral a Nuestra Señora del Amor y la Esperanza, con una gran participación de hermanos y simpatizantes.

Para cerrar este día tan importante para la nuestra Hermandad, celebramos una cena de confraternidad en el Restaurante Imperial, con la asistencia de gran cantidad de hermanos, amigos, colaboradores y hermanos de otras hermandades, concluyendo así este hermoso e importante día para la vida de nuestra Hermandad.

Todas las imágenes pertenecen al archivo fotográfico de n.h. José Luis Cantón Pavón:

Palabras de nuestro Consiliario

En el pasado cabildo general de cofrades, nuestro consiliario, D. Juan Torrecillas Cano, dirigió a los asistentes unas palabras durante las preces. Por la importancia de su mensaje y para que nos ayude a reflexionar, queremos darle hoy difusión y compartir sus palabras con todos.

Queridos Hermano Mayor, Junta Directiva y hermanos cofrades todos:

Siempre la celebración de una asamblea es un momento gozoso, donde esperamos vernos los más posibles y tener la oportunidad de saludarnos y preguntarnos por todo, hasta por la salud; sobre todo en estos tiempos extraños que vivimos acosados por esta pandemia.

Pero, además, en todas las asambleas se nos presentan proyectos que llevan detrás mucho esfuerzo y trabajo. No hace muchos días, en la última Junta de Gobierno, expresé mi alegría por lo mucho que yo aprendía viendo el trabajo, el entusiasmo y la sinceridad con la que ellos se expresaban. Sigo creyendo que esto es una bendición a la que hay que encauzar y dar la respuesta adecuada para que no se caiga en la inacción o en el desánimo.

Los proyectos, cuando se presentan y, por quienes lo han elaborado y presentado, esperan nuestra aportación siempre enriquecedora. De ahí la importancia del diálogo sosegado y sin crispación, las buenas intenciones, el respeto y la cortesía, que han de ser nuestro signo de identidad y así hemos de proceder.

Pero una vez realizado el diálogo y tomada la decisión, todos a una como una sola persona hemos de ponernos manos a la obra. Ya no es “el proyecto de la Junta Directiva”, ya es el proyecto de la Hermandad y hemos de ponernos todos al servicio del mismo, aportando cada uno, con entusiasmo, lo que esté en nuestras manos o en nuestras cualidades.

Junto a este pensamiento quiero agregar este otro. Quizás me lo habéis oído repetir muchas veces: es necesario un encuentro con las personas que un día se apuntaron como hermanos y, a lo mejor, ya no vienen más o sólo vienen el día de la procesión. Hemos de contagiar de entusiasmo a aquellos que un día dieron el paso de ser cofrades, pero que les falta el paso de la integración total, y ese ha de ser nuestro principal proyecto, de cuya realización se beneficiarán los demás.

Estamos en la era de la digitalización, del WhatsApp, correo, etc., pero no nos vemos. No nos dirigimos la Palabra mirándonos a los ojos y dándonos la oportunidad de decirnos que nos queremos y que queremos estar juntos. Está bien que nos mandemos el Evangelio, pero es mejor que nos leamos el Evangelio los unos a los otros y, sobre todo, que salgamos al encuentro del otro llamando a su puerta, no a su teléfono, para contarle que yo amo el Evangelio y, por eso lo amo a él y quiero estar junto a él, y que sin él la Cofradía está huérfana porque le falta alguien. Mientras que no esté él siempre andaremos faltos. Esto hay que decirlo y comunicarlo mirándonos a los ojos.

Por eso me gustaría que alguien trabajase también este plan: que nos indique cómo podemos y a qué casas ir, cómo nos tenemos que organizar y qué tiempo le podemos dedicar. Este proyecto es urgente porque si no, todos los demás estarán faltos de vida, que es la que proporciona el amor y el entusiasmo por compartir una fe común.

El programa está casi hecho, lo hemos escuchado: no vamos por nuestro gusto, sino en nombre de Dios, a casa de fieles y paganos, unos nos recibirán bien y otro mal, deseemos la paz a los que nos reciban bien y quedémonos con lo que nos den; vaya sólo con una túnica, sandalias y un bastón, pero sin dinero en la alforja y diciendo con alegría el Reino de Dios está ya entre nosotros. Nos lo hemos de creer y entusiasmarnos. El milagro será que la pertenencia a la Cofradía llenará nuestra vida porque, al compartir, yo me enriquezco.

Buen trabajo y dadle vueltas a esto que os acabo de decir a ver cómo se puede materializar poniéndolo en práctica: Proyecto de envío misionero.

Ilmo. Sr. Dr. D. Juan Torrecillas Cano