La madrugada de las flores

Titular de La Voz de Almería de junio de 1978 que bien podría haberse referido a los hechos narrados

Al principio de los años 70 nuestra ciudad vivió el declive de la Semana Santa, las cofradías dejan de salir a la calle, desaparece la Agrupación de Cofradías y ninguna cofradía, salvo Estudiantes procesionaron con regularidad, exceptuando el vía crucis del Cristo de la Escucha. Los cofrades eran muy pocos y en una de Semana Santa de uno estos primeros años de la década en la Cofradía no había dinero ni para flores.

Dos noches antes del Miércoles Santo se veía el problema con pesimismo.

─La Virgen no puede salir sin flores ─decía uno de los hermanos al empezar el montaje.

─Yo sé donde hay flores de sobra y gratis ─dijo otro de los que estaban allí, cuyo nombre debo omitir.

─En el parque hay todas las flores que queráis, las cortamos y nos las traemos.

─Vamos al parque.

Era la madrugada del martes al Miércoles Santo. Unos cuantos cofrades salieron hacia el parque con cajones y cajas de cartón armados de tijeras, algunas traídas de sus casas. Otra “brigada” más pequeña se dirigió hacia la Plaza de San Pedro con la misma intención.

En el parque evitaron la Comandancia de Marina por aquello de que siempre había un marinero de guardia y empezaron a partir de la Casa Ferrera como una plaga imparable de langostas arrasando con todas las flores a tajo parejo hasta adentrarse en el Parque Viejo y llegar a las inmediaciones de Pescadería. Cargaron unos cajones en una moto y en una bicicleta que les acompañaban y los demás volvieron con el botín, llenas las cajas, por las callejuelas más oscuras, en  total silencio y a paso rápido.

En las emisoras de radio del Jueves Santo hicieron los siguientes comentarios: Unos vándalos sin escrúpulos han robado y arrasado todas las flores del parque y de alguna plaza. Las autoridades están investigando tan bárbara acción y llevan muy avanzadas las investigaciones para descubrir a los gamberros y detenerlos sin contemplaciones. Igualmente unos días después se hacía eco la prensa. Indudablemente iban de farol, pero preocupó mucho a los participantes en la recolección.

A mi me lo contó con todo detalle mi buen amigo Andrés Salazar Zamora, (q.e.p.d), Tesorero en los años 80, pero me aseguró que él no participó, solo recibió a los porteadores en la Catedral.

La Virgen salió con flores y como en el milagro de la multiplicación de los panes y los peces, todavía sobraron varias canastas.

Procesión de la Soledad, finales de los 60 o principios de los 70. De izq a dcha: Andrés Salazar Zamora (en su testimonio oral está basado este texto), José Rafael López Usero (1er. pregonero de la Esperanza), José Luis López-Gay Belda (Hermano Mayor 1969-1973), Pedro Pavón Espín (Hermano Mayor 1973-1976) y Antonio Romera Hernández, (Sacerdote propagador de la devoción a la Virgen del Amor y la Esperanza).

Conferencia: “La Luz que mueve el mundo: la juventud cofrade”

“La Luz que mueve el mundo: la juventud cofrade es el título de la conferencia que pronunciará Mariano Sánchez Pantoja, Hermano Mayor de la Cofradía del Huerto de Granada, y que continúa el ciclo de actividades culturales extraordinarias programadas con motivo del 75 aniversario de la Hermandad.

La conferencia tendrá lugar el próximo viernes 24 de mayo, a las 20:30 h. en el salón de actos San Juan Pablo II de la Casa Sacerdotal “San Juan de Ávila”, en la plaza de la Catedral.

Dada la temática de la conferencia, invitamos especialmente a los miembros de los grupos jóvenes de todas las hermandades y cofradías de Almería.

El conferenciante:

Mariano Sánchez Pantoja (1955) es natural de Cádiz, aunque desde 1976 desarrolla su vida profesional, familiar y laboral en Granada. Ha realizado estudios de Historia del Arte en Cádiz y Granada, y de Gestión Cultural. Fue fundador e impulsor del Teatro Alhambra en Granada desde 1992 y coordinador de este centro escénico durante más de veinte años, hasta 2017. Como Experto en Artes Escénicas, además de dirigir compañías, impulsar y coordinar programas, espectáculos y unidades de gestión de artes escénicas, ha impartido clases en la Universidad de Granada y en Masters de Gestión Cultural de la Universidad de Granada y de Sevilla.

En su vertiente como cofrade, Mariano es un hombre de peso en la Semana Santa granadina. Siempre ligado al barrio del Realejo, en el que se siente “realejeño de pleno derecho” forma parte activa de la Hermandad del Huerto de Granada desde 1998. Tras desempeñar diversos cargos en sucesivas juntas de Gobierno, en junio de 2017 fue elegido Hermano Mayor de su Hermandad que también está inmersa en la celebración del 75 aniversario de su fundación y en la organización del XV Congreso Hermandades de la Oración en el Huerto que se celebrará en octubre en Granada.

Un texto de Celia Viñas sobre la Cofradía de los Estudiantes

Celia Viñas vivió muy de cerca los primeros pasos de la Cofradía de los Estudiantes. Así lo atestigua este texto de 1946 y que probablemente permaneció inédito hasta 1995, año en el que se publicó bajo el título De esto y aquello junto con otros artículos recopilados por Arturo Medina, esposo de Celia.

Transcribimos el artículo para que todos los hermanos Estudiantes podamos disfrutarlo. En él podremos observar un par de curiosidades como que Celia es la primera que llama al Señor de la Oración “el maestro” y que invoca a nuestra Virgen como la Virgen del “Amor Hermoso”.

La Cofradía de los Estudiantes. La Oración del Huerto, Virgen del Amor Hermoso y la Esperanza.

“Y dicho el himno salieron hacia el monte de los Olivos –Todos os escandalizaréis de mí esta noche; porque está escrito. Heriré al pastor y se dispersarán las ovejas… Pero después que resucitara os precederé en Galilea.

Las hojillas de los olivos acuchillan tanto y tanto silencio con su plata antigua. El Señor siente pavor y tedio con tristeza del alma hasta la muerte. Las sombras de los Olivos son tristes…

Y duerme Pedro con peso de piedra y Santiago con fortaleza de espada y Juan con sueño de aguilucho. Uno pegado amorosamente a la tierra, tierra mansa de la noche, húmeda y silenciosa, Santiago pronto al salto la mano sobre la empuñadura de una espada en futura milicia y victoria, el Evangelista caído levemente del cielo como un apluma aun en vuelo cansado, en el fondo de sus ojos la visión del Apocalipsis… ¿Y los demás? ¿Dónde están los demás? Dormirán también con actitudes de corderos, de pájaros de flores “porque sus ojos están cargados de sueño”

– “Simón ¿duermes? ¿No has podido velar una hora? Velad y orad porque no entraréis en tentación. El espíritu a la verdad está pronto, pero la carne es enferma”

El Señor solo, más solo que en la cruz, “dando unos pasos más adelante cayó en tierra”. Era en el huerto de Getsemaní. La oración del Huerto. Próximo el Prendimiento.

Y en la Semana Santa almeriense, el estudiante:

– Deja, Señor, que te acompañe que si canta el gallo no te niegue por cuarta vez. Ayúdame tú, Señor solo, por mi carne enferma que mi espíritu está pronto a la verdad. La mancha de mis negra culpas sea túnica de penitencia noche oscura del alma, la roja seda de mi pecado ya llama de amor vivo, el árbol de mis deseos, hermoso como un ídolo pagano, abrazo y cruz, sea para siempre dulcísimo peso sobre mi hombro, y mis pasos, calle de la Amargura. Me olvidé de las rosas, de la paloma, del mar, de la circunferencia y el silogismo, de los sonetos y la clave de fa. Sólo, solamente tú, Señor solo, eres hermoso. En tu futura muerte, hermosura que no muere, solo Señor en la noche de Miércoles Santo, húmeda y silenciosa. Despiértame de mi sueño de muerte. Mi cuerpo es Lázaro bajo las bandeletas terribles, no mi alma, hija de Jairo, fría e inmóvil. Que no duerme, Señor, arranca mis párpados y vea yo como el ciego del camino. La Virgen del Amor Hermoso y la Esperanza me valga que entonces mi alma será blanca como esposa de auto sacramental, virgen prudente que vendrá a ti en la noche. Esposo, con la lámpara encendida y un ramo de verde paz. Blanco y verde. Se cerrará la puerta pero ya estaremos contigo ungidos con óleo de alegría que el Rey se ha prendado de la blanca hermosura del alma –el señor tu Dios, alma-.

Más el Señor aún está solo. –“¡Padre! Todo te es posible, traspasa de mí este Cáliz, pero no se haga lo que yo quiero sino lo que tu quieras”.

Por eso nuestra juventud estudiosa acompaña al Señor con túnica negra y capirote encarnado. Una cruz de madera sobre la espalda. Con la Virgen del Amor y la Esperanza blanca túnica y verde capirote, una vela encendida en la mano.

Su Señor es el maestro que encontró dormidos a sus discípulos los mejores, y su  Virgen la del Amor Hermoso Virgen sola de delicada tristeza –sombra de plata de unos olivos a quien acompañamos con Gerardo Diego, profesor y poeta

¿Dónde está ya el mediodía

luminoso en que Gabriel

 desde el marco del dintel

 te saludó: -Ave, María?

 Virgen ya de la agonía,

 tu Hijo es el que cruza ahí.

 Déjame hacer junto a ti

 ese augusto itinerario.

 Para ir al monte Calvario,

 cítame en Getsemaní.

Almería, 1946

Mayo: Misa de Hermandad

El próximo sábado día 18, tercer sábado del mes, celebraremos la Misa de Hermandad correspondiente al mes de mayo en la S. y A. I. Catedral a las 19:30 horas y que será ofrecida por la Asociación Española Contra el Cáncer.

Participará en la liturgia el coro Oración y Esperanza.

Como es tradicional, y como punto final de esta misa de mayo, mes de la Virgen, se cantará la Salve ante la imagen de Ntra. Sra. del Amor y la Esperanza.

Esperamos la participación de todos los hermanos Estudiantes.

El traslado del Cristo desde Granada

En la primera quincena de marzo de 1945 fueron a Granada a traer el Cristo. Iban varios miembros de la Junta Directiva entre ellos D. José López Gay. Él mismo nos contó un pequeño incidente que tuvieron en el camino. El traslado se hizo en la caja de una pequeña camioneta, (eso es lo que había), y los que lo traían iban apretujados en la cabina del vehículo.

Antes de llegar a Guadix una  pareja de a pie de la Guardia Civil apostada en la carretera, (Guardia Civil caminera, como dijo García Lorca el poeta), les da el alto.

─ A ver que llevan ahí detrás ─dijo uno de los guardias.

─ A Nuestro Padre Jesús de la Oración en el Huerto de los Olivos ─dijo uno de los integrantes con voz fuerte y muy solemne intentando impresionar a los guardias.

─ ¿De los olivos?, ¿qué olivos? ─dijo uno de los guardias.

─ ¿Con que olivos?, ¿dónde está el aceite?, ¡A ver dónde está!, –dijo el otro guardia.

Tenemos que ponernos en aquel contexto de la postguerra donde, unos para sobrevivir y otros para especular, hacían estraperlo de productos escasos de primera necesidad muy especialmente el aceite, a fin de venderlo en el mercado negro sin control y sin impuestos y saltándose el suministro ordinario para las cartillas de racionamiento. Esta práctica estuvo muy perseguida con incautación y multa, a pesar de lo cual debido a la necesidad fue casi imposible de erradicar.

─ Venga todo el mundo abajo y abrir eso ─dijeron los guardias─ al ver la cara de cachondeo de los jóvenes. Al ser sospechosos ya cambiaron el tratamiento de usted inicial por el tuteo propio del trato a los delincuentes.

Intentaron explicar que se trataba de una imagen de Cristo para una cofradía de Almería, pero los guardias se habían quedado bloqueados al oír la palabra “olivos” y ya solo pensaban en ver el aceite.

La imagen iba envuelta en un colchón, (de lana, que es lo que había), rodeándola para que hiciera de efecto amortiguador y otro bajo la peana, a su vez todo atado con cuerdas y sobre ellas una lona y más cuerdas con las que se fijaban a unos ganchos de la caja de la camioneta.

Desenvolvieron todo y se vio lo que había.

─ Bueno, ya podían ustedes haberlo dicho antes ─dijo uno de los guardias con mucho cabreo a la vez que volvía a hablarles de usted.

─ Pues si lo estamos diciendo ─dijeron.

─ Ale, arreglen eso y pueden irse…

La Virgen va por La Chanca

En 1971, Antonio González Vizcaíno publicó el libro Almería es mi afán: problemas almerienses*, una recopilación de artículos periodísticos entre los que aparece el titulado “La Virgen va por La Chancay que destacamos porque en él se recoge un pedacito de nuestra historia.

1971 fue uno de los annus horribilis de nuestra Semana Santa. La Agrupación de Cofradías había desaparecido y las hermandades se encontraban hundidas, sin recursos económicos ni estímulos suficientes para ponerse en la calle. Aquel año sólo llegaron a salir los Estudiantes y la Soledad, aunque ésta sin penitentes en el cortejo.

Según declaraba el Hermano Mayor, José Luis López Gay-Belda, ante la ausencia de una carrera oficial que transitar y el nulo apoyo encontrado en el centro y sus comercios, los Estudiantes —en rebeldía— deciden dar la espalda al Paseo y mirar a poniente, procesionando por la Almedina como el año anterior, pero yendo más lejos hasta llegar al barrio de Pescadería, San Antón y la Alcazaba.

Así, el itinerario anunciado para la procesión del Miércoles Santo 7 de abril de 1971 fue el siguiente: Plaza de la Catedral, Cervantes, San Fernando (Administración Vieja), Juez, Arráez, Queipo de Llano (La Reina), Almedina, General Luque, Avenida del Mar, Cadenas, Encuentro, Chamberí, Reducto, Berja (Plácido Fernández Viagas), San Antón, Santa María, Cruces Bajas, Puerta Alcazaba, Almanzor Alta, José María de Acosta, Plaza Vieja, Santo Cristo (Jovellanos), Mariana, San Fernando, Cervantes, al templo.

La crónica de la procesión hecha por la prensa la describió con estos titulares:

En ordenado y fervoroso cortejo desfiló la Cofradía de la Oración en el Huerto y de la Virgen del Amor y la Esperanza. Cubrió un sugestivo y evocador itinerario que se encontraba abarrotado de fieles.

Pasado el Miércoles Santo, el párroco de San Juan, el Marianista P. Melchor Alegre envió una carta al Hermano Mayor de los Estudiantes que fue publicada en La Voz de Almería el Domingo de Resurrección, en la que decía:

Al Hermano Mayor y Junta Organizadora de la procesión de Nuestra Sra. de la Esperanza.

Estimados amigos:

Gracias por haber pasado por nuestras calles. Gracias en mi nombre y en el de los feligreses de esta Parroquia. Son ellos los que me han pedido os escriba estas líneas.

La mayoría no esperaba este regalo de Semana Santa y por eso quedaron extrañados al veros desfilar entre nosotros. Os esperamos el próximo año y contad desde ahora con nuestro aliento y colaboración en todo aquello que esté en nuestras manos. Avisadnos a tiempo. Lo daremos a conocer a los demás y todos os acompañarán con su presencia en las calles y os alentarán en el gran esfuerzo que sabemos supone para vosotros organizar esta procesión sin apenas otra ayuda que vuestra ilusión de jóvenes y vuestra fe cristiana, que es necesario mantener, avivar y hacer contagiosa.

Creemos que vale la pena organizar bien la procesión con tiempo y con colaboración de todos, porque puede y ha de ser un magnífico medio de manifestación de nuestra fe, de nuestra piedad y nuestro amor al Señor y a su Madre.

Queda vuestro amigo.
Firmado: Melchor Alegre.

Este itinerario que llevó a los Estudiantes a las puertas de la Alcazaba, se mantuvo por dos años más. Sin embargo, fue recortado en los años posteriores y no se llegó más allá de la Plaza de Pavía.

Para 1974, y con Pedro Pavón Espín como Hermano Mayor, los Estudiantes modifican radicalmente su recorrido, abandonando las calles de poniente, la Almedina y la Alcazaba, para volver a un itinerario desarrollado íntegramente a levante y regresando definitivamente al Paseo.

[*] Acceso a la versión electrónica de la obra completa en la Biblioteca de la Diputación Provincial de Almería.

 

Fiesta infantil en la Cruz de Mayo

El viernes 3 de mayo a partir de las 18:30 h. celebraremos una fiesta infantil para los cofrades más pequeños de la casa.

Os invitamos a que traigáis a vuestros pequeños para que ellos también disfruten de nuestra Cruz de Mayo. Esta invitación no sólo es para pequeños de la hermandad, sino que está abierta a todos los niños que quieran pasar un rato de diversión entre nosotros.

Os esperamos.

Las primeras cruces sin sevillanas

A comienzos de los años setenta la fiesta de las cruces conservaba un tipismo antiguo, alejado todavía del folclore andaluz que fue adquiriendo con el tiempo y más cercano a la identidad del barrio que la instalaba.

Mayo era entonces el mes de las flores a la Virgen, cuando en los colegios, por las tardes, los niños y niñas le llevaban las flores a María y a coro le cantaban su canción. Mayo nos traía aquellas tardes largas y profundas que empezaban con el sopor de la clase de las tres y se prolongaban a la salida de la escuela cuando las calles se llenaban de juegos hasta que oscurecía.

Era el mes de los primeros pantalones cortos que descubrían nuestras piernas flacas llenas de invierno; en nuestro inventario infantil los pantalones cortos eran el anuncio de que pronto dejaríamos de tener que ir al colegio por las tardes y de que el verano estaba a la vuelta de la esquina.

Mayo era el mes de los gusanos de seda, cuando las casas se llenaban de cajas de zapatos con las tapas agujereadas y la Rambla se transformaba en el gran escenario de los recolectores de hojas de mora. Había quien por pereza en vez de hojas de mora le echaba lechuga, pero no se criaban igual. Tener gusanos era una ilusión infantil y los niños, en aquellas semanas, compartían sus emociones cuando empezaban a crecer, cuando formaban los capullos y cuando aparecían las primeras mariposas cargadas de huevos.

Era el mes de las mayas que pedían desde las ventanas, y el de las cruces que formaban parte de una identidad de barrio, ajenas todavía al centro de la ciudad y a su carácter comercial.

El Ayuntamiento organizó en 1970 un concurso oficial de cruces, y un año después, la participación se extendió por todos los distritos de la ciudad. En 1971 el ganador, Rogelio Sevilla Salmerón, de las 500 Viviendas, se llevó un premio de dos mil quinientas pesetas.

Aquel año un grupo de jóvenes vinculado a la cofradía de Estudiantes, y sobre todo al entorno de la Catedral, armó una cruz de mayo en el claustro, que entonces era un universo aparte, un lugar de retiro donde iban los niños del barrio a jugar a escondidas de don Perfecto, el sacristán de la iglesia.

La cruz de Estudiantes surgió como un juego, como una forma de entretenimiento, como un adorno, pero acabó convirtiéndose en el germen de una moda que se instalaría para quedarse unos años después. La instalación de cruces se fue extendiendo y con la llegada de la juventud a las hermandades la fiesta se fue convirtiendo también en un negocio. Después llegaron las cervezas y las tapas y la revolución de las sevillanas, que se colaron en nuestros patios y llenaron la ciudad de aspirantes a bailarinas.

Cruz de Mayo de la Cofradía de Estudiantes

El próximo viernes inauguraremos la Cruz de Mayo de la Hermandad en el patio de la UNED, cedido generosamente un año más por la Dirección del centro en Almería.

La Cruz permanecerá abierta del 26 de abril al 4 de mayo —salvo el lunes 29 de abril que permanecerá cerrada—, de la siguiente forma:

Viernes 26 de abril: noche. Inauguración y bendición de la Cruz a las 20:00 h.
Sábado 27 de abril: mediodía y noche. Almuerzo de mujeres cofrades,
Domingo 28 de abril: mediodía.
Lunes 29 de abril: cerrado
Martes 30 de abril: noche
Miércoles 1 de mayo: mediodía
Jueves 2 de mayo: noche.
Viernes 3 de mayo: noche. Festividad de la Santa Cruz.
Sábado 4 de mayo: mediodía y noche. Fiesta infantil a partir de las 19:30 horas.

Durante estos días el horario de visitas de la cruz será el siguiente:

  • Mediodía: a partir de las 13 hasta las 17 h.
  • Noche: a partir de las 21 hasta las 00 h.

El cuadrante de turnos para colaborar en el ambigú ya se encuentra abierto para que cualquier hermano o simpatizante de la Hermandad que desee colaborar pueda hacerlo en los días y turnos que más le convengan.

¿Nos vemos en la Cruz de Estudiantes?

Gracias por un Miércoles Santo memorable

Cuando han pasado unos pocos días de nuestra procesión y los ánimos y sentimientos vuelven a estabilizarse, es momento de dar las gracias.

Gracias a todos los que habéis hecho que la tarde noche del Miércoles Santo sea un momento inolvidable:

Gracias a todos los que habéis participado directamente como nazarenos, insignias, diputados, acólitos, monaguillos, mantillas, representaciones institucionales, costaleros, capataces y auxiliares, músicos, servidores, etc.

Gracias a los que habéis trabajado desde fuera para cumplir nuestro sueño de cada año: artesanos teniéndolo todo a punto en su momento, preparando flores o dando las últimas puntadas en tejidos, redactando o hablando con cariño siempre desde los medios de comunicación, a los que vais abriéndonos las puertas o bendiciéndonos antes de atravesarlas para velar por la pureza de nuestro mensaje.

Gracias a los que nos seguís pacientes por todas las calles, fieles cada año desde siempre, viviendo como propias todas nuestras sensaciones y sentimientos: familia, amigos, devotos de nuestros titulares, que os dejáis empapar por nuestra dulce Oración de Amor y Esperanza de cada Miércoles Santo.

Gracias a TODOS por perseverar en convertirnos en una Hermandad cada vez más grande.

Estas son algunas crónicas de nuestra procesión penitencial de 2019 en las ediciones electrónicas de la prensa local:

La Voz de Almería: Qué bonito es ver venir un torrente de Esperanza

Ideal: Estudiantes sigue haciendo historia: 75 años de Esperanza

Diario de Almería: Momentos llenos de Oración y Esperanza

Y las imágenes del resumen del Miércoles Santo en Almería de Canal Sur. Estudiantes a partir de 15’10”.