María del Amor y la Esperanza

María del Amor y la Esperanza es obra de Antonio Castillo Lastrucci (1946) en madera de pino de Flandes. Reclina la cabeza hacia la derecha y dirige la mirada al suelo. Los ojos son de cristal y las pestañas, postizas las superiores y policromadas en el párpado inferior. Lleva tres lágrimas de cristal, una en la mejilla izquierda y dos en la derecha. La nariz es recta. La boca, entreabierta, permite ver los dientes superiores tallados con el característico método de la paleta única que daba Castillo a sus dolorosas. El cuello presenta la rigidez muscular propia del llanto. Las carnaciones son tostadas, como corresponde al prototipo de Virgen juvenil y castiza creado por el autor.

El candelero es de base ovalada. La imagen ha sido restaurada por Javier Arcos Quero (1973), Manuel Calvo Carmona (1987) y Luis Álvarez Duarte (1989 y 1996).