Logotipo y lema del 75 aniversario

261

Logotipo:

Autor: Javier Barranco Casimiro

Descripción: Recoge la simbología de la Hermandad de Estudiantes de forma sencilla y superpuesta, formalizando su ser y su carácter. Se aprecian a simple vista, como elementos principales, el ancla de la Esperanza, en alusión clara a la más distintiva de las advocaciones de la Virgen y un cáliz, símbolo de la Pasión del Señor en el momento de la oración en el huerto de Getsemaní, entrelazados ambos por una rama de olivo, que haciendo la función de la cuerda de amarre del ancla une las dos representaciones, una rama de olivo con multitud de frutos, reflejo de la riqueza de una Hermandad que cumple 75 años siendo referente de la Semana Santa de Almería.

Además, dos lazos de color celeste, en alusión al carácter concepcionista de la Hermandad y su vinculación con las Puras, dibujan los números de este aniversario, al que se llega tras vivir también momentos duros y difíciles en los que esta comunidad de hermanas han sido un fuerte apoyo para la Hermandad.

Lema:

75 años de ORACIÓN con AMOR a la ESPERANZA

Autor: Fernando Salas Pineda

Descripción: Presentación del lema realizada por Fernando Salas Pineda en la presentación de los actos conmemorativos del 75 aniversario de la Hermandad de Estudiantes.

75 años de oración por amor a la esperanza, o lo que es lo mismo, tres cuartos de siglo de amor enamorado en la esperanza de la vida eterna. Tres cuartos de siglo desde que aquellos cinco estudiantes quisieron abrazar a Cristo crucificado y acabaron enjugando las lágrimas de sangre en el lado más humano de la pasión del Señor.

Que para verificarse

que era hombre verdadero

fue menester que su carne

tuviese a la muerte miedo.[1]

Es por amor a la esperanza por la que nos reunimos aquí en esta fría noche de enero, bajo la atenta y maternal mirada de la mediadora de toda gracia y omnipotente suplicante en la oración, postrados y rendidos a sus pies, ¿caben mejores ojos?

Si vos, Reina esclarecida,

la luna habéis de pisar,

vos seréis del sol vestida

la planta que ha de matar

al que nos quitó la vida.[2]

Por tu amor, nuestra oración, por tu esperanza, nuestra fe. Ese es nuestro lema para la gran conmemoración que hoy principiamos, hermanos y amigos de Estudiantes. Es casi un juego de palabras, un acertijo, o no, creemos hablar de los titulares y hablamos de virtudes, de transcendencia.

En efecto, la oración, el diálogo de Dios y los hombres. A través de la oración se le da gloria y en consecuencia se recibe el Amor del Padre. El mismo Cristo nos da el mayor ejemplo de oración en el Huerto de los Olivos, «Padre, que no se haga mi voluntad sino la tuya» (Mc 14, 36).

Y la Esperanza, que según el saber del santo patrón estudiantil santo Tomás de Aquino, es la «virtud infusa que capacita al hombre para tener confianza y plena certeza de conseguir la vida eterna y los medios, tanto sobrenaturales como naturales, necesarios para llegar a ella con ayuda de Dios».

Ya tenemos despejada la ecuación. Hemos llegado hasta hoy, después de 75 años de oración por amor a la esperanza, gracias a la fe de tantos y tantos hermanos que nos precedieron, quienes al recibir el Amor del Padre caminaron en la esperanza de alcanzar la vida eterna.

Os doy las gracias por confiar en mis letras para poner título a este aniversario y os emplazo pues, a que durante este año, durante todos los años de nuestra vida, sigamos perseverando en la oración por amor a la esperanza.

Finalmente, y como está misma mañana wasapeaba a vuestro hermano mayor para felicitarle, os deseo lo mejor en este año apasionante. Pido a Dios que os ayude a que todos los actos y cultos sean para su mayor gloria, para bien de la Iglesia y para el crecimiento de la gran Hermandad de los Estudiantes, santo y seña de la Semana Santa de Almería, escuela de cofrades y ejemplo de constancia y generosidad.

Que la Santísima Virgen nos llene de Amor y Esperanza y os bendiga y os guarde a todos.

[1] La Oración del Huerto. Lope de Vega.

[2] A la vuelta de la Virgen Santísima a Nazaret, cuarta glosa. Lope de Vega.