Plegaria de la madrugada a Ntra. Sra. del Amor y la Esperanza

170

PLEGARIA DE LA MADRUGADA DEL MIÉRCOLES SANTO 2019

Madre del Amor y la Esperanza, a pocas horas de que se abran las puertas del templo y la Hermandad inicie su precesión penitencial, nos presentamos ante Ti, Señora, para darte gracias por este año transcurrido, ponernos en tus manos y pedirte que nos guíes y protejas cada día de nuestra vida.

Conmemoramos el 75º aniversario fundacional de la Hermandad, años en los que los Estudiantes no hemos dejado de acompañarte por las calles de Almería. Con problemas, dificultades, bonanzas o crisis, pero siempre fieles a nuestra cita.

Esta Oración, que comenzó en la década de los setenta, como un acto íntimo de intercesión para que el buen tiempo nos permitiese procesionar en la tarde del Miércoles Santo, ha pasado a ser un acto multitudinario, en el que cada uno de los aquí presentes trae su oración, su anhelo, su súplica en lo más íntimo de su ser.

Madre, acompáñanos en todo momento, acógenos en tu regazo, cúbrenos con tu manto protector y con el dulce cariño que nos tienes, como hijos tuyos que somos, aleja de nosotros todo mal.

Protege a nuestras familias, que el buen entendimiento y la armonía sea una constante.

Ayuda los Estudiantes, a los que fueron y a los que somos. Que veamos en Ti el espejo en el que mirarse y la guía ante las dudas.

Te pedimos por los enfermos, por todas y cada una de las personas que sufren por cualquier causa, bajo tu amparo nos acogemos, para no perder la esperanza y que la oración sea el camino hacia el Padre.

Danos un corazón de niño, puro y sencillo, que no saboree las tristezas. Un corazón grande para entregarse, tierno en la compasión, fiel y generoso, que no olvide ningún bien, ni guarde rencor por ningún mal.

Con firme convicción, te pedimos, Madre del Amor y la Esperanza, que ruegues por nosotros, ahora y siempre.

Fieles a la tradición que dio origen a este encuentro en la madrugada, te rogamos que el buen tiempo nos permita acudir de nuevo a nuestra cita de esta tarde de Miércoles Santo.

Ave María y Gloría.

Adela María Requena García
Diputada de Cultos