Nuevos ciriales para el paso de la Oración en el Huerto

259

Con diseño de Pablo Cortés del Pueblo y ejecución de Alberto Quirós, este nuevo juego de ciriales para la Oración será uno de los estrenos previstos para el próximo Miércoles Santo.

Después de barajar distintas opciones para la adquisición de un juego de ciriales para el paso del Señor de la Oración en el Huerto, la Junta de Gobierno finalmente decidió encargar a Pablo Cortés un diseño original para la realización de estas piezas. Cortés, a quien ya avalan bastantes trabajos de diseño para la Hermandad, presentó su propuesta a la Junta de Gobierno que la aprobó el pasado mes de junio.

El Hermano Mayor con Alberto Quirós el día de la firma del contrato

Tras la petición de presupuestos a distintos orfebres para la ejecución del proyecto, en el mes de septiembre se aprobó el presupuesto presentado por Alberto Quirós, orfebre que ha realizado varias piezas para el ajuar de Ntra. Sra.

Los trabajos de orfebrería marchan según lo previsto y, D. m., el próximo Miércoles Santo podremos verlos anunciando la llegada de Ntro. P. Jesús de la Oración en el Huerto.

Descripción del diseño por Pablo Cortés

La idea parte de concebir estas piezas como un elemento más del altar itinerante que supone cualquier paso o trono procesional. Por tanto, sigue las líneas del dibujo del paso del Señor de la Oración, que ya es muy reconocible dentro de la Semana Santa almeriense.

Esta cabeza de cirial está dividida en tres cuerpos para dar más movimiento y verticalidad a la pieza. En todo el dibujo se pueden observar elementos característicos del paso, como las guirnaldas que adornan el mechero, destacando el cuerpo central octogonal donde, además de los entrantes y salientes inspirados en la propia estructura del paso, los paños centrales se decoran a imitación de las esquinas de este. El cuerpo inferior, de menor tamaño, sigue las mismas líneas estructurales y decorativas.

También se han añadido otros elementos inspirados en la decoración de la Catedral de Almería, sede de la Hermandad, uniéndose así a la línea visual del diseño del paso de la Virgen del Amor y la Esperanza, como son las cabezas de león que se observan en el cuerpo superior, bajo el plato.