La Saya Verde

165

Puede tratarse de una de las piezas textiles de ajuar de imagen mariana más singulares debido a su soporte, un oscuro terciopelo de color verde que la convierte en la única saya de ese color en Almería capital, color que alude a la advocación de la Stma. Virgen.

La pieza llegó al ajuar de Ntra. Sra. del Amor y la Esperanza a través de la generosa donación que, en 1994, a las puertas de celebrar el 50º aniversario fundacional de la Hermandad, hizo doña Ana María Bermúdez Zapata, gran benefactora de nuestro patrimonio textil. Se llevó a cabo a través de la gestión de la Junta de Gobierno, que fue la encargada de tramitar el proyecto, siendo estrenada ese mismo Miércoles Santo en su salida procesional.

De clara inspiración barroca, la Saya Verde fue realizada por el taller de bordado Ntra. Sra. de la Salud, de San José de la Rinconada (Sevilla), bajo diseño de D. José M. González Hinojosa, utilizándose la técnica del recorte o bordado de aplicación, usándose para el mismo diferentes tisúes de oro y enriquecido con giraspe, canutillo, lentejuelas, cordones, diferentes sedas de colores y concha de oro.

En cuanto al diseño, cuenta con tres niveles muy bien definidos. El superior y principal, compuesto por ornamentación vegetal, está presidido por una jarra de la que brotan tres crisantemos, flanqueada por aves del paraíso y sostenida por dos ángeles. A sus lados emergen dos calles decoradas con margaritas, campanillas… así como varias lazadas. El nivel intermedio lo compone un gran volante recogido por dos corbatines, cuyo diseño va en sintonía con el de las mangas y la cinturilla. Por último, una fina y elegante cenefa recorre todo el perímetro inferior rematando la pieza.

Desde su bendición, esta saya se convirtió en la pieza más rica del ajuar de la Stma. Virgen, razón por la que pasa a ser la que viste el Miércoles Santo, en concreto, desde el año 1994 hasta 2011 de forma ininterrumpida. También se usó en el traslado a las Puras del año 2002, para celebrar allí sus cultos, así como en el Rosario vespertino del año 2013 con motivo de la clausura del Año de la Fe.

Entre 2012 y 2015 se fue alternando su uso con la Saya Blanca de Salteras, hasta que llegó al ajuar la portentosa Saya Regia, momento a partir del cual la Saya Verde pasó a utilizarse en cultos internos y como ajuar diario de capilla, debido al enriquecimiento del ajuar procesional.