Gracias

293

Anoche, Ntro. Padre Jesús de la Oración en el Huerto y Ntra. Sra. del Amor y la Esperanza no salieron de la Catedral. Esa ha sido, sin duda, la decisión más dura que como Junta de Gobierno hemos tenido que tomar, porque pesaban mucho los dos años de pandemia sin salir y las ganas que todos teníamos de pisar la calle. Sin embargo, existía una probabilidad real de que se repitieran los chubascos que habían sorprendido a nuestros hermanos de Calvario y Prendimiento, y tras una profunda reflexión, decidimos no arriesgar y permanecer en la Catedral.

Esta mañana, la publicación en esta web debería estar dedicada a hacer pública nuestra satisfacción por una nueva estación de penitencia, agradeciendo la labor de todos quienes la habríais hecho posible. Sin embargo, y a pesar de que nuestros Titulares no hayan cruzado el dintel de la Catedral repartiendo Amor y Esperanza y recogiendo a su paso las Oraciones de Almería, esta Junta de Gobierno tiene muchas razones para agradecer.

Gracias a los que participabais como nazarenos, insignias, diputados, acólitos, monaguillos, mantillas, representaciones institucionales, costaleros, capataces y auxiliares, servidores… A pesar de las lágrimas y la decepción, gracias por comprender la decisión y avalarla con una cerrada ovación que, como Junta de Gobierno, nos confortó y nos hizo sentirnos ESTUDIANTES.

Gracias a los artesanos, que habéis trabajado mucho y bien para que todo estuviera a punto y nuestros pasos lucieran espléndidos ayer.

Gracias a los que nos seguís por las calles, viviendo como propias todas nuestras sensaciones y sentimientos: familia, amigos, devotos de nuestros titulares, que cuando se abrieron las puertas de la Catedral, inundasteis como una marea el templo llenándolo de vivas y aplausos al Maestro y a la Esperanza. Gracias a la Agrupación Musical Ntra. Sra. del Mar y a la Banda de San Sebastián de Padul por la espera, a pesar de que finalmente no pudieran ofrecer su música para acompañarnos. Gracias a Guillermo Fernández y a la Tuna por ponerle banda sonora a esos momentos de tristeza.

Por último, muchísimas gracias a Monseñor Gómez Cantero, nuestro obispo. Gracias don Antonio por aguardar pacientemente con nosotros hasta el final, y por el cariño con el que nos confortó cuando finalmente tomamos la decisión de no salir.

Hermanos, devotos, amigos, este año no ha podido ser. Pero trabajaremos desde ahora por un nuevo Miércoles Santo, por un 5 de abril de 2023 en el que Estudiantes se haga, una vez más, Cofradía en la calle.

Gracias a TODOS.

La Junta de Gobierno